Pradoecostudio blog

Conciencia y cambio

Consejos para cambiar nuestras rutinas

En este artículo te cuento cómo puedes cambiar tus hábitos de compra, y cómo relativizar tus necesidades sin influencias externas.
Nuestro comportamiento como sociedad ha ido evolucionando cada día. Ya nada es como antes, y esto nos afecta. Y esto, en cuanto a nuestras rutinas de cuidado, se ve influido por el gran crecimiento de la industria cosmética y la introducción de productos que buscan crear más necesidades de las que realmente tenemos.

(1) Una solución a la vez

Empieza identificando cuál es el problema que más quebraderos de cabeza te da a la hora de querer conseguir un resultado en tu cabello, por ejemplo, la caída. Una vez lo tengas identificado empieza el proceso de investigación.

(2) La búsqueda

Cuando iniciamos un proceso de búsqueda o investigación del producto “maravilla”, es cuando más fácilmente nos podemos ver atrapados en una espiral que nunca acaba: bombardeo de anuncios, ingredientes y promesas de soluciones inmediatas a nuestro problema, …

(3) Simplifica

Utiliza rutinas simplificadas de belleza. Menos productos pero más eficaces, que aporten más beneficios ahorrando tiempo y dinero.

Para ello he diseñado unas pautas que podrán ayudarte a que tu búsqueda sea más consciente, fácil y eficaz.

Menos puede ser mucho más

Que tus productos no tengan una lista infinita de ingredientes imposibles de identificar.
En esta era “del despertar” tenemos más información que nunca sobre los ingredientes y sus beneficios o perjuicios. Deberíamos interesarnos más sobre el etiquetado y la composición de los productos para elegir los menos perjudiciales para nuestra salud y, por consiguiente, más eficaces y respetuosos.

Los productos milagro

La cosmética natural necesita tiempo, constancia y dedicación. Sin embargo, vivimos en tiempos de inmediatez donde nos hemos acostumbrado a que todo tiene que ser para YA.

En Prado trabajamos con plantas y aceites naturales sin adulterar químicamente y, para que estos hagan su trabajo y nos den el resultado óptimo y deseado, necesitan de estos matices de cuidado.

Cuida el planeta comprando

Ya sabemos que menos ingredientes de mayor calidad nos pueden aportar más eficacia, y que la cosmética natural de calidad necesita tiempo y dedicación para que los resultados sean mejores y más duraderos en el tiempo. Pero, ¿qué pasa con el planeta?

Para intentar reducir nuestra huella de carbono y tener un mínimo impacto en nuestros residuos, podemos elegir productos de km 0, embalajes de cero plásticos o 100% reciclables, con ingredientes biodegradables e hidrosolubles y, lo más importante, productos cruelty free y que no afecten nuestra salud.

Piensa global, actúa local

Somos espectadores de los problemas globales que nos preocupan y que no alcanzamos a entender del todo: el cambio climático, los incesables residuos que generamos, etc. Todos estos desafíos globales nos parecen metas inalcanzables y confiamos que otros (ONGs, gobiernos, etc.) se hagan cargo.

Pero desde aquí te propongo un cambio de pensamiento: piensa local, actúa local y conseguirás cambios a nivel global.

 

Comentarios (2)

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.